Irisdiagnóstico


                          
EL IRISDIAGNOSTICO: Una mirada profunda.

A La hora de una revisación completa en la consulta médica, la observación profunda de los ojos de una persona puede decir mucho.
Los iris son la estructura de color de los ojos. Sobre ellos se reflejan, a través del sistema nervioso, la estructura de los órganos y las cualidades de los sistemas.
El iris es uno de los tantos tejidos en donde se representa todo el organismo (como en la palma de las manos, la planta de los pies, los pabellones auriculares, etc,…) a modo de mapa.
A través de la lectura de los iris se puede conocer la constitución y la condición de la persona.
La constitución se refiere a la carga de caracteres heredados, lo que se recibe a través de la herencia, y que se traduce en el cuerpo. Es lo que marca la tendencia del sistema. Así, una persona puede presentar parecidos estructurales a sus padres, sus abuelos, sus bisabuelos, sus tatarabuelos, etc,…, se dice que de hasta siete generaciones anteriores a la propia. Y aunque no importa de quien recibe tal o cual característica, es posible inferir el grado de fortaleza o debilidad en su cuerpo y la localización precisa.
La condición es el estado del organismo en el momento de la consulta; es decir, cómo se expresó la tendencia personal; de alguna manera, qué hizo la persona con su constitución a lo largo de la vida, relacionada con su historia y sobre todo con sus hábitos.
Si bien yo creo que somos un todo en donde Cuerpo, Alma y Espíritu conforman una unidad indivisible, esa parte de materia que es nuestro cuerpo es el instrumento que nos permite transitar por la historia que nos toca vivir. Y, aunque no es imposible presentar una constitución óptima, en general todos tenemos zonas de menor resistencia orgánica.
La observación técnica de los ojos (el oculoanálisis o irisdiagnóstico) es de gran ayuda como complemento de diagnóstico para el médico, es inocuo y en general aporta mayores datos al relato de la historia del paciente. En la primer consulta, permite diseñar una estrategia única de tratamiento, ajustado a cada persona ya que los iris son únicos de cada uno. Y en las consultas subsiguientes, facilita la profundización en el conocimiento del paciente y por lo tanto ayuda a completar el tratamiento médico. En síntesis, el análisis de los ojos de una persona representa una mirada profunda ya que deja ver lo que el paciente no puede contar, por lo cual amplía el diagnóstico y permite personalizar el tratamiento.
    
                                                          Dra. Cinthia Blumencwejg.